¿Cómo desinfectar alimentos y el aire interior del hogar sin residuos?

INDICE DE LA ENTRADA

El ozono, tal y como se ha demostrado en numerosos estudios, es eficaz para la desinfección de aire, agua y alimentos. Por ello, existen distintas aplicaciones del ozono en distintos campos profesonales: la industria alimentaria, la hosteleria, las clínicas…  Además de sus demostrados efectos purificadores y desinfectantes, el ozono tiene como ventaja característica que no deja residual químico alguno ni en los espacios donde se usa, ni en los alimentos, ni en el medio ambiente. Gracias a los generadores de ozono domésticos se pueden disfrutar en el hogar de los mismos beneficios.

Agua ozonizada (desinfección de alimentos y superficies)

Una de las principales preocupaciones a la hora de consumir alimentos es la posibilidad de que estos se encuentren contaminados con microorganismos nocivos para el consumidor o para sus seres queridos. Ante este problema, en los últimos años ha aumentado la demanda de desinfectantes con lejía, aunque algunos productos comerciales no visibilizan este componente en su composición. 

agua ozonizada2
¿Cómo desinfectar alimentos y el aire interior del hogar sin residuos? 3

Utilizar la lejía para desinfectar frutas, verduras, hortalizas y otros elementos (aunque sea diluida con incluida en productos comerciales diluidos) conlleva algunos riesgos. Si después de su uso el producto no se enjuaga muy bien, puede presentar trazas de este químico peligroso para la salud al ingerirlo. Sin dejar de tener en cuenta el gasto innecesario de agua al tener que enjuagar el alimento las la desinfección.

Por otro lado, la creciente concienciación de la población frente al peligro de utilizar sustancias químicas perjudiciales para el medio ambiente, hace patente la necesidad de encontrar una solución eficaz conciliable con el planeta. Tanto por la contaminación derivada del uso de químicos (como la lejía) como por el derroche de agua al tener que enjuagar los alimentos con agua abundante.

Por todo ello, la utilización de ozonizadores de agua para la desinfección de frutas, verduras, carnes, pescado, etc. se presenta como una alternativa tanto para el cuidado de la salud como la conservación del medio ambiente. Producido de manera controlada a través de generadores de ozono u ozonizadores, el ozono es el mejor desinfectante y no deja ningún residuo químico. Cada molécula de ozono al entrar en contacto con el oxígeno se descompone en 2 moléculas de oxígeno. Esta propiedad le hace ser un desinfectante potente que no deja residuos como el resto de químicos utilizados para limpiar y esterilizar. 

Gracias a todas estas ventajas, el ozono ofrece múltiples aplicaciones para el ámbito empresarial e industria alimentaria, pero también el ozono tiene los mismos usos en el ámbito doméstico, en los hogares.El método para desinfectar alimentos con ozono es ozonizar el agua, generando agua ozonizada (a través de un sistema de burbujeo), que adquiere propiedades desinfectantes de forma temporal. 

El ozono elimina todos los microorganismos patógenos que pueden encontrarse en el agua, haciéndola incluso apta para su consumo directo (una vez se ha descompuesto el ozono). Como se ha comentado, el agua, gracias a la ozonización, se convierte en un desinfectante con una enorme capacidad de eliminación y prevención de virus, bacterias, parásitos, esporas, hongos… De esta manera, se puede utilizar para lavar todo tipo de alimentos aseguránduse su completa desinfección. 

agua ozonizada

Además el agua ozonizada también se puede utilizar, además de para desinfectar alimentos, para la limpieza y desinfección de todos los cubiertos y demás utensilios de la cocina, así como de las superficies donde se manejan los productos a consumir. Esto hace que el generador de ozono sea el aliado perfecto para el cuidado de la sensible salud de los bebés y su alimentación, asegurando la aseptización de todo el espacio y los objetos que los puedan rodear.

El agua ozonizada se utiliza también para el lavado y desinfección de la ropa purificando el tejido y evitando que adquiera un olor y una apariencia característicos del paso de los años y usos, junto su acción neutralizante de otros contaminantes químicos como la lejía y el cloro, que pueden estropear las lavadoras. Igualmente, se puede emplear para el cuidado de las estancias del hogar, pudiéndose desinfectar baños y cocinas sobre todo. En ambos casos, el consumidor se asegura gastar menos en productos químicos para limpiar que puedan ser tóxicos y perjudiciales para el medio ambiente. 

Ozono gas (purificación de ambientes interiores)

El oxígeno en el aire se activa energéticamente y se polimeriza produciendo ozono. Se puede generar a través de aparatos ozonizadores, que permiten su aplicación a distintos usos, fundamentalmente para la purificación y desinfección ambiental, así como para la eliminación de olores. 

El ozono es la forma alotrópica de oxígeno, uno de los oxidantes más fuertes del mundo. Generado por ozonizadores para la desodorización y desinfección, una vez que éste ha actuado, el ozono se descompone nuevamente en oxigeno, no dejando subproductos químicos. Por tanto es respetuoso con el medio ambiente y con las personas (la única precaución es evitar su concentración temporal en espacios cerrados).

En forma de gas, el ozono presenta un gran poder oxidativo, por lo que está capacitado para eliminar patógenos (virus, bacterias…) y controlar algunos contaminantes químicos presentes en el ambiente. También, previene la proliferación de mohos generados por la posible humedad presente en los hogares.

Además, el generador de ozono elimina malos olores cruzados del hogar (baño, cocina, mascotas, cigarrillos…), mejor que cualquier desodorante, dejando una sensación a limpio sin utilizar ningún producto químico ambientador que, en vez de actuar sobre las sustancias provocadoras del mal olor, las cubre haciendo que reaparezcan con el tiempo. Por otro lado, con el uso del ozono se disminuye la utilización de botes de aerosol perjudiciales para el planeta y, por consiguiente, para la salud del ser humano. 

¿Para qué es útil tener un ozonizador de agua y aire en casa?

El ozonizador de aire y agua  sirve tanto como purificador de aire con ozono, como para purificar agua y/o producir agua ozonizada a precio asequible. Así, se puede utilizar para desinfectar el ambiente y eliminar malos olores; y para, con agua ozonizada, lavar y desinfectar alimentos (frutas, verduras, carnes, pescados) y superficies, sin tener que enjuagar.

VER MAS ARTÍCULOS
Mantengase al día de nuestras newsletters sobre desinfección